puertas de garaje
el daño de la lluvia en las puertas automáticas

El daño de la lluvia en las puertas automáticas

Las puertas automáticas de garaje son de diferentes tipos, pero todas ellas tienen el mismo objetivo. Es el de estar listas para abrirse y cerrarse cuando sea necesario, permitiendo siempre la entrada y salida de vehículos con normalidad. Lo que sí podemos decirte es que, como es normal, este tipo de puertas sufren cuando están expuestas a distintas condiciones. No todas les sientan bien, por lo que hay que darles un correcto mantenimiento para asegurar su funcionamiento en cualquier momento. Desde Automatizaciones Lázaro nos preocupamos al máximo por ellas y tenemos la certeza de que, con nuestros cuidados, todas ellas trabajarán del modo ideal, con las mejores condiciones de seguridad. El daño de la lluvia en las puertas automáticas puede ser contundente, si las mismas no se protegen y revisan como es debido. Es de lo que queremos hablar en este artículo. Preocúpate de hacer todo lo posible para que la puerta del garaje no sufra problemas. 

Te contamos el daño de la lluvia en las puertas automáticas

Vamos con el daño de la lluvia en las puertas automáticas. Son varios los que pueden producirse, así que toma nota de todos ellos. Eso te servirá para tener todo en cuenta a la hora de revisarlas: 

  1. Cables en mal estado: Dentro de los mecanismos de cualquier puerta automática, los cables son una parte esencial. La lluvia puede hacer que los mismos lleguen a pelarse o a desconectarse. Eso es peligroso, ya no solo porque la puerta del garaje no funcione de la forma adecuada, sino que también puede poner en peligro la integridad física de las personas que interactúen con ella de forma directa o a través de ir montadas en sus vehículos.
  2. Daños en la electrónica: Estamos hablando de puertas automáticas, con lo que cobra especial importancia que lo electrónico se encuentre siempre en perfectas condiciones. Las lluvias pueden hacer que el cuadro de maniobras y el motor sufran, haciendo que la puerta no rinda como se esperaba. 
  3. Contactos mojados: No debemos olvidar que las puertas se abren a través de mandos o llaves, utilizando en algunos casos las cerraduras tradicionales. Pues bien, si de repente te ves en una situación en que la puerta no abre o cierra, puede ser debido a que algunos de estos recursos contienen agua en su interior.

Como ves, el daño de la lluvia en las puertas automáticas se puede manifestar de diferentes maneras. ¡Cuídalas como se merecen, a través del servicio de profesionales especializados!   

You Might Also Like